Organismos Sociales y Tecnológicos Apr14

Tags

Related Posts

Share This

Organismos Sociales y Tecnológicos

Organismos Sociales y Tecnológicos

Organismos Sociales y Tecnológicos

La complejidad como expresión inevitable y esencial de la cultura y vida contemporánea ha generado una curva enfática por la producción, no solo de objetos, sino de acontecimientos en este nuevo período cultural. La problemática actual, a partir de la producción de objetos, reformula la conicidad funcional sobre la existencia de un nuevo sistema que configura el ambiente del hombre; su habitat y sus relaciones. Los síntomas de una cultura y praxis industrial devienen en pensamiento y práctica para la ampliación de su propia actividad. El artefacto arquitectónico, como producto que surge de la inteligencia y la sensibilidad expresadas por la actividad humana, conforma la externalización de la actividad cognitiva a través de su performance, simultáneamente disponible en forma individual y de manera colectiva si el objeto está físicamente permanente.

Mas depués del salto…

Organismos Sociales y Tecnológicos

Organismos Sociales y Tecnológicos

La mediación entre el cuerpo arquitectónico y su pura superficie, la interface; neutraliza la exhibición del adorno sin perder su virulencia y se adapta por medio de una astucia superior. La capacidad consistente del edificio, del objeto arquitectónico en resistir todo tipo de influencias y adecuarse a estas subyace al involucrar lógicas del funcionamiento dentro de un circuito acotado y preciso para sistematizar sus modos de uso ampliando el acto arquitectónico por encima de su premonición estética. El funcionamiento del objeto absorbe su entorno partiendo de este y reflejando todo en sí mismo.

Estos sistemas performativos adecuan estrategias contemporáneas de acción para acceder, por medio de mecanismos internos, al plano económico real. El objeto, en tiempo y espacio, transgrede su campo geométrico adyacente a partir de la movilidad y adaptabilidad de sus partes para reincorporar nuevos usos; quebrantando así su funcionamiento inminente en relación a su performance espacial. En una arquitectura adaptiva el objeto permanece libre, en la mayor parte de sus requerimientos, de un programa humano. Los objetos autónomos, inteligentes y adaptivos alcanzan una equivalencia con los participantes humanos. La vida artificial subyace en software que no implica en ningún sentido algo biológico (células vivas); opera sobre una condición del objeto en donde la confluencia del software, el individuo y el ambiente resultan en un comportamiento particular.

Los parámetros técnicos que sugieren comportamientos complejos solo podrán obtenerse dotando al artefacto arquitectónico con una inteligencia que le permita devenir en autónomo a partir del control en sí mismo. Su ensamblaje y funcionamiento son capaces de definir una acción compleja y puntualizada;  adecuando la  provista    implementación e instrumentación  tecnológica en el área que comprenden, y almacenando todas las modalidades preexistentes en sí mismo. La implementación técnica opera configurando el conjunto de medios fundamentales para la instalación de un campo de actuación predeterminado, redefine la infraestructura del lugar preexistente y la dotación de sus servicios, deviene en matriz de las obras subyacentes de una construcción, y es base instrumental de la superposición de las actividades maquínicas del objeto como expresión de la idea dentro de un proceso constructivo regular.

Organismos Sociales y Tecnológicos

Organismos Sociales y Tecnológicos

La vida interior del edificio es una expresión del exterior. La disolución de las pregnancias figurativas y de la determinación funcional (como estructura que puedan llegar a ser) de los elementos que construyan la superficie; emerge una importancia primaria en como son, que hacen, y sobre que  devienen. El desbordamiento en la realidad de los materiales ha generado unas funciones de corrientes controladas y sensitizadas de las estructuras densas y dispersas. La presencia del objeto dentro de un contexto natural o artificial puede adecuarse de un modo específico mutando al plano perceptual y, en este sentido, ser pregnante. El sistema de artefactos tiene la capacidad de trascender de una vida a otra con el mínimo aporte posible de materia y de energía no renovable; su naturaleza de reacción varía con las condiciones ambientales y la serie de fluctuaciones crean un trabajo que es simultáneamente una planta, una máquina, y un insecto social.

Organismos Sociales y Tecnológicos

Organismos Sociales y Tecnológicos

La producción de operaciones de organización material está  progresivamente adecuada  a un determinado estado tecnológico. Para el hombre actual no existe separación ontológica en su conocimiento formal de la máquina y el organismo, de lo técnico y lo orgánico. Lo que existe es una proximidad semántica entre la visión contemporánea de la naturaleza y el espacio artificialmente implementado por los procesos de informatización y mecanización del territorio. Esto permite una continuidad entre lo natural y artificial a partir de los sustratos y referencias de sus respectivos sucesos. En el sustrato artificial subyacen conocimientos que operan en el entendimiento de nuestra naturaleza, nuestra percepción, y efecto sobre ella. A través de la información técnica y metodológica la arquitectura desarrolla  calidades disponibles en el reino orgánico. Un objeto informatizado es espontáneamente considerado como la prosecución fuera del homo sapiens en algunos aspectos que conforman su sistema nervioso, periférico y central, a partir de un funcionamiento sinérgico que asocia varios órganos para la producción de un trabajo. Esta actividad difiere con la debilidad en la producción de artefactos únicamente como máquinas de total automatización y mínimo mantenimiento. La acción performativa es una forma operativa que regenera, reformula y semantiza el compacto normativo que rige la organicidad intrínseca del objeto arquitectónico; deviniendo así en la conversión a cuerpo de pura materia en desarrollo y con superficies ligadas al interior del edificio donde incrementan la conectividad entre los distintos  sistemas.