La Arquitectura como Trabajo en Equipo. May20

Tags

Related Posts

Share This

La Arquitectura como Trabajo en Equipo.

La Arquitectura como Trabajo en Equipo.
La arquitectura es un deporte en equipo

 

Entonces, ¿por qué el Premio Pritzker se le da a una sola persona?

 

El premio Pritzker, que este año fue otorgado al arquitecto francés Jean Nouvel, es conocido a menudo como el Premio Nobel de la arquitectura. Se trata de una analogía incorrecta. Premios Nobel, ya sea en literatura, química, física, se dan a las personas por su trabajo individual; los edificios son el resultado del trabajo en equipo. A veces el Nobel se otorga a los pequeños equipos de científicos, investigadores y asistentes, pero no a 140 de ellos, que es el tamaño de Ateliers Jean Nouvel, cuya sede está en París, pero adicionalmente mantiene oficinas en Londres, Madrid, Barcelona, Roma, Y Minneapolis.

 

 

Más después del salto…Esto no quiere decir nada malo de Nouvel, que solo es una parte imaginativa del proceso. Él merece el crédito por el montaje y por ser líder de los talentosos equipos de los que obtiene sus diseños construidos. Pero equipos es lo que son. Una de las características más sorprendentes de la viñeta en forma de Torre Agbar en Barcelona, diseñada en asociación con la empresa b720 Arquitectos, es su brillante pantalla de cristal exterior. La pantalla fue fabricada por la empresa italiana Permasteelisa, uno de los principales fabricantes de curtain-wall en el mundo, responsable de algunos de los muros más llamativos de los últimos tiempos , entre ellos el de Frank Gehry del Walt Disney Concert Hall en Los Ángeles, Norman Foster’s Hearst Edificio en Nueva York, Coop Himmelblau y del BMW Welt en Munich.

 

El premio Pritzker promueve la ficción de que los edificios primaverizan de la imaginación de un arquitecto “The Master Builder”. Esto no era cierto en la Edad Media, cuando habían verdaderos maestros constructores, y sigue sin ser cierto hoy. El arquitecto contemporáneo trabaja con decenas de especialistas, ante todo y sobre todo los ingenieros estructurales, sin los cuales la mayoría de los arquitectos de hoy no pudieran existir, pero verdaderos maestros, no facilistas de la nueva era que solo pretenden solo calcular pórticos y seguir siendo los mismos ingenieros franceses del siglo pasado. Los ejércitos de consultores son responsables de todo, desde la acústica y la iluminación para la conservación de la energía y la seguridad. Fabricantes como Permasteelisa que fabrica e influye en el diseño de componentes especializados de la construcción, y los contratistas que son los que ponen todo esto junto.

 

La construcción se ha vuelto tan compleja que la responsabilidad del diseño y la construcción se divide entre los arquitectos de diseño y los llamados arquitectos ejecutivos, que supervisarán la preparación de documentos de construcción y supervisaran el proceso de construcción. El carácter internacional de alto perfil arquitectónico como el Ateliers Jean Nouvel está construyendo actualmente 40 proyectos en 13 países y esto implica que las empresas locales asociadas como b720 Arquitectos también desempeñen un papel clave en el proceso. Teniendo en cuenta la desordenada e impredecible naturaleza de la construcción, a menudo estas son las personas que en el edificio toman las decisiones de diseño crítico o de última hora.

 

El otro ingrediente fundamental para el éxito de la construcción es el cliente, no sólo porque paga por la obra, porque a pesar de ello esto no otorga ninguna contribución ya que los costos de construcción en estos días son notoriamente difíciles de estimar. A menudo se dice que los buenos edificios requieren un buen cliente, grandes edificios demandaran de un cliente más grande, clientes estos que apoyará el arquitecto, pero que también estos clientes serán un reto para el mismo arquitecto. Esto no es seguramente una coincidencia ya que, como John Silber señala en Arquitectura del Absurdo, “el IAC Headquarters en New York de Gehry, diseñado por Barry Diller, es el mejor trabajo que Gehry ha hecho en años”.

 

El hecho de que la arquitectura sea un deporte de equipo es lo que hace que los edificios sean tan interesantes. El arte es a menudo principalmente el reflejo de una sensibilidad individual, pero la arquitectura nos dice algo sobre la sociedad que lo produjo, su tecnología, sus valores, su sabor. En ese sentido, la construcción de edificios es más parecida a hacer películas personales, que crear obras de arte. Los Premios de la Academia reconocen que el autor de la película tiene poca relevancia para hacer grandes películas, es por eso que los Oscar se conceden en todas esas categorías de dirección de arte, mezcla de sonido, maquillaje y es por eso que el premio a la mejor película no se concede a los Directores, escritores o actores se concede a el mejor productor. Tal vez el Pritzker debería tomar en cuenta los “mejores edificios”

 

El premio será recibido en público por el Arquitecto, el Ingeniero, el Constructor, y, oh sí, el Cliente.

La Arquitectura como Trabajo en Equipo.